Canarias vista por la Fox

1933 - 1934

En 1933 desembarcó en Canarias la famosa productora estadounidense Fox Film Corporation para rodar escenas de su serie documental de viajes Alfombras Mágicas de Movietone. Como resultado se crearon dos capítulos, uno dedicado a las costumbres y paisajes de Tenerife titulado Las Islas Venturosas y otro dedicado a Gran Canaria bajo el título Un día en Gran Canaria, con vistas de Las Canteras, del puerto y escenas del folklore y los modos de vida de los grancanarios. Según los diarios de la época, aunque en los documentales no se enseñaba nada nuevo, la fotografía y la calidad de imagen de las películas era sobresaliente.

Este buen sabor de boca no duró mucho, pues un año más tarde se estrenó el polémico largometraje Grand Canary (Irving Cummings, 1934) una película cuyo argumento sitúa la acción en Canarias pero que se rodó íntegramente en los estudios de Hollywood. La mayor crítica a la película se debió a la imagen tan negativa que mostraba sobre Canarias y el efecto que podría tener sobre el turismo.

En ella se cuenta la historia de unos pasajeros ingleses que al llegar a las Islas Canarias son recibidos por una población moribunda y enferma de fiebre amarilla, ataviada de forma harapienta y que deambula entre calles sucias y estrechas. Por otro lado, también se falta a la veracidad geográfica, pues en el largo se confunde constantemente Gran Canaria con Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria con Santa Cruz encontrándose incluso letreros con el nombre de "Santa Cruz de Las Palmas".