Las instituciones al servicio del cine

1990

La década de los 90 en España, estuvo marcada por un creciente interés en la novedosa Industria Cinematográfica por parte de las instituciones y administraciones públicas. Para aquel entonces, Hollywood acaparaba la mayor parte de la demanda audiovisual y la Comisión Europea estimaba que para 1995 sus empresas solo podrían cubrir un 25% de la demanda de su mercado. De esta forma, y nada más comenzar la década de los 90, surge en España el primer Plan Nacional de Promoción y Desarrollo de la Industria Audiovisual, con el objetivo de satisfacer el incremento de la demanda de este producto. Cabe destacar, que ese mismo año se inauguraron las primeras televisiones privadas en el país, Telecinco y Antena 3.

Canarias no se queda atrás y demuestra su gran implicación con la producción cinematográfica con el surgimiento de numerosas asociaciones y comisiones. Como, por ejemplo, Asociación Canaria de Escritores Cinematográficos (1990), Asociación de Empresas de Producción Audiovisual de Canarias (1992), Canary Island Film Comission (1993), entre otras. Esta última destacó por posicionar a las Islas Canarias dentro del panorama internacional de la producción cinematográfica, dando toda la información necesaria sobre las ventajas fiscales y las localizaciones, así como asesorando sobre cualquier cuestión relacionada con rodajes. Esta sigue existiendo en la actualidad, y se ha convertido en un referente para las productoras internacionales que han visto en las Islas el plató perfecto para sus películas, dada la gran variedad de paisajes y arquitecturas que aquí se pueden encontrar.

Por otro lado, el Gobierno de Canarias publica la Ayuda al Sector Audiovisual (1994) y una regulación normativa de estas. Esta, conocida popularmente como La Zeroloto, fue considerada un intento frustrado de impulso a la Industria Cinematográfica en el Archipiélago, pues se llegaron a invertir mil quinientos millones de pesetas desviados del proyecto de televisión autonómica, que se repartieron entre las diferentes productoras presentadas sin que se produjesen resultados significativos.