Carlos Piñar

Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria

Carlos Piñar Aguilera (Las Palmas de Gran Canaria, 19 de noviembre de 1945) es un actor de cine, teatro y televisión canario que desarrolló la mayor parte de su carrera en México.

Su primera gran afición fue la natación, llegando incluso a erigirse campeón de España. Sin embargo, cuando se mudó a Madrid descubrió su verdadera vocación, la interpretación. Su debut en pantalla fue con la película Margarita se llama mi amor (1961), dirigida por Ramón Fernández. Sin embargo, fue su intervención en La gran familia (Fernando Palacios, Rafael J. Salvia, 1962) la que impulsó definitivamente su carrera.

Con El niño y el muro (Ismael Rodríguez, 1965) inaugura su andadura como actor en México. Se pueden destacar sus apariciones en las películas Despedida de soltera (Julián Soler, 1965), Autopsia de un fantasma (Ismael Rodríguez, 1966), Dos gemelas estupendas (Miguel Morayta, 1967), La puerta y La mujer del carnicero  (Luis Alcoriza, Ismael Rodríguez, Chano Urueta, 1968), Cristo 70 (Alejandro Galindo, 1970) y Mecánica nacional (Luis Alcoriza, 1972).

Ya a partir de 1977 hace del país azteca su residencia oficial. En esta época rueda la telenovela Barata de Primavera (1975), Marcha nupcial (1977) y Vivir enamorada (1985) y las películas Cuando tejen las arañas (Roberto Gavaldón, 1977), La vida difícil de una mujer fácil (José María Fernández Unsaín, 1977) y Con el cuerpo prestado (Tulio Demicheli, 1980)

En los años 80 abandona su vida como actor para dedicarse a la escultura. En la actualidad reside en Cuernavaca.