Cineastas

Las primeras producciones cinematográficas realizadas en Canarias aparecieron a finales de los años 20, cuando ya el cine global estaba dotado de un lenguaje audiovisual y los avances técnicos en la edición de las películas habían permitido generar efectos más elaborados. "El ladrón de los guantes blancos" (1926) y "La hija del Mestre" (1928) fueron los primeros largometrajes producidos en las Islas, dos acontecimientos que fueron posibles gracias a la apertura de las primeras productoras canarias: Rivero Films y Gran Canaria Films, desarrolladas en Tenerife y Gran Canaria, respectivamente.

A partir de este momento, serían muchos los realizadores que se aventurarían a ponerse detrás de una cámara en Canarias. A continuación, se presenta una recopilación de algunos de ellos, tanto de origen canario como de "adopción canaria" (aquellos que realizaron la mayor parte de su carrera en las Islas). Para ello se han seguido cuatro criterios de selección: que sus producciones estén registradas en el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), que tengan un destacado recorrido en festivales y/o concursos, que hayan recibido financiación, y que cuenten con distribución comercial.