David J. Nieves

Lanzarote

David J. Nieves (c. 1920 - c. 1980) fue uno de los primeros aventureros canarios que se atrevieron a ponerse tras la cámara a mediados del siglo XX. Al igual que el realizador Martín Moreno, tenía una personalidad inquieta y polifacética, lo que le llevó a cultivar también la escritura, el periodismo y a trabajar como reportero gráfico, ayudante de dirección, realizador, productor y distribuidor de cine.

Originario de Lanzarote, pronto se trasladó a vivir a Las Palmas de Gran Canaria (1945), lugar en el que tuvo más oportunidades para desarrollar su pasión cinéfila. Una de las películas más tempranas que se le conoce se titula Sensacional encuentro de fútbol U.D. Las Palmas – Málaga (1951).

Su primera producción encargada fue A la sombra del Teide, un reportaje del NO-DO filmado en 1952. Dos años más tarde, su carrera se consolidó definitivamente al ser contratado como representante, realizador y distribuidor del NO-DO en Canarias.

Por otro lado, fue propietario de las productoras Islas Unidas Films y Timanfaya Films, con las que realizó: Ingenio (1952), Rincones de la isla de Gran Canaria (1953), Melodías y danzas canarias (1957–1958), Paraíso en el Atlántico: Gran Canaria y sus playas (1965) y muchos otros. Así mismo, realizó Vacaciones en Fuerteventuraun encargo del Cabildo de Fuerteventura que constituyó la primera película rodada para promocionar turísticamente la Isla. Otro encargo destacado fue Jandía, realizada por petición del ingeniero alemán Gustav Winter para promocionar la península majorera, lugar en el que tenía su residencia (la Villa o Casa Winter).

Entre sus grandes aportaciones al cine hecho en Canarias, está el haber sido el creador del Primer Concurso de Cine Amateur de Las Palmas (1953). Organizado por su productora Islas Unidas Films y el Cine Avellaneda (actual Teatro Guiniguada) y con el patrocinio del Cabildo Insular de Gran Canaria, el concurso sentó las bases del florecimiento del cine amateur en las Islas en las décadas siguientes.