Josep M. Vilageliu

Cataluña - Tenerife

Josep Maria Vilageliu Ceballos (Barcelona, 1948) es lo que llamaríamos un cineasta de adopción canaria, ya que ha desarrollado la mayor parte de su filmografía en el Archipiélago. Este realizador de marcada estética experimental fue uno de los miembros fundadores del colectivo independiente Yaiza Borges.

Tras formarse en Ingeniería Técnica y colaborar con la red de Cine Clubs de Cataluña, se trasladó en 1973 a Tenerife. Allí realizó  algunos de sus cortos más conocidos: Diagrama, La estatua y el perroPreludio (los tres de 1974) o Los Barrancos Afortunados (1976). Más tarde, acudió a la ACIC (Asamblea de Cineastas Independientes Canarios), un movimiento nacido en Tenerife en 1976 que buscaba promover el desarrollo de un cine canario fuera de los convencionalismos del cine comercial. Poco después, esto le permitió fundar y formar parte del colectivo de cineastas más prolífico del momento, el Yaiza Borges (1979), entre cuyos objetivos estuvo fomentar la producción, exhibición y distribución de filmografía en Canarias.

En 1984 rodó Bajo la noche verde (1984), una película de trasfondo ecológico producida por el Colectivo Yaiza Borges y estrenada en el III Festival de Cine Ecológico y de la Naturaleza del Puerto de la Cruz. Posteriormente, dirigió Iballa (1987), un mediometraje en 16 mm producido también por el mismo colectivo para emitirse en el espacio "Cine Canario" de TVE en Canarias.

Tras el cierre del Yaiza Borges, Vilageliu realizó su trilogía de los 90: Venus vegetal (1993), La ciudad interior (1993) y Ballet para mujeres (1994-1995), todas con un tono más comprendido por los cinéfilos que por el público convencional.

Con la llegada del nuevo milenio, las condiciones del sector audiovisual se vieron enormemente favorecidas, lo que posibilitó que Vilageliu consiguiera filmar casi un título por año, además de varios cortometrajes. Algunos ejemplos son: Ensueños de El Hierro (2000), Muros (2003), Luna Park (2004), Naturaleza muerta (2009), Paraísos (2014) o No te mentiré (2019), entre muchos otros.

Entre otras actividades cultivadas, también ha colaborado en periódicos y revistas como crítico cinematográfico y ha impartido cursos de cine para la formación del profesorado. También ha sido director de un proyecto para la Consejería de Educación, Cultura y Deportes denominado "Educar la mirada", un cine fórum para alumnos de Bachillerato.