Cine Capitol

Las Palmas de Gran Canaria (1949)

El Cine Capitol, ubicado en el número 25 del famoso Paseo Tomás Morales en el barrio de Arenales, abrió sus puertas un sábado 29 de noviembre de 1949 con la proyección de la película Las campanas de Santa María (Leo McCarey, 1945).

El edificio fue proyectado y ejecutado por el célebre arquitecto Antonio Cardona y Aragón y suscrito por José Luis Jiménez Domínguez para un aforo de 950 localidades (500 en el patio de butacas y 450 en el entresuelo). Duruante su larga vida, tuvo varios propietarios. En un primer momento fue Fermín Gil González, pero fue adquirido por Ramón Báez Domínguez en 1950. En 1970 fue comprado por Jesús Rodríguez Doreste y, tras su muerte, fueron sus herederos los que continuaron con el cine hasta su cierre.

En cuanto al equipo de proyección, contó con uno SUPERSOND en su inauguración, pero en 1954, con motivo del estreno del Cinemascope, se instalaron equipos de sonido STEREOS PHILLIPS de alta fidelidad. Posteriormente, en 1966, se reformó la cabina de proyección y el entresuelo para el montaje de los euipos TODD-AO de 70mm y 35mm, PION con sonido magnético de 4 canales.

Aunque fue uno de los pocos cines monosala que consiguió sobrevivir a la irrupción de los multicines, la mítica sala de exhibición cerró sus puertas el 17 de marzo de 2004. Aunque conserva su fachada principal, fue totamente reformado en su interior para convertirse en un edificio de viviendas y locales comerciales.