Cine Rosales

Arúcas (1953-1997)

El Cine Rosales abrió sus puertas en Arucas el 23 de febrero de 1953, con la proyección de la película La historia de Ruth, de Henry Koster. Propiedad de Fernando Rosales Hernández, el nuevo cine se ubicó en el número 7 de la calle Alcalde Suárez Franchy, en un edificio diseñado por Antonio Cardona y Aragón.

Con una ocupación total de 632 localidades, fue uno de los cines más modernos de la época y entre su equipamiento de proyección contó con un proyector Phillips F.P.6. Cerró sus puertas oficialmente en 1997, convirtiéndose en el último cine de Arucas en mantenerse activo. 

Cabe destacar que es uno de los pocos cines antiguos de Arucas cuyo edificio no se ha derribado, manteniendo su estructura original (tiene escenario para teatro, camerinos y un foso para la orquesta) y su fachada. En la actualidad, continúa utilizándose como teatro y, en honor a lo que un día fue, mantiene el nombre de Teatro-Cine Rosales.