Cine Rialto

Las Palmas de Gran Canaria (1962)

El Cine Rialto fue uno de los cines más imponentes del barrio de las Alcaravaneras de la segunda mitad del siglo XX. Estuvo ubicado en la confluencia de las actuales calles Presidente Alvear (nº 3) y Néstor de la Torre (nº 3). La historia de su construcción pasó por varias fases, comenzando su andadura en 1944, cuando don Isidro Ezquerra Medina pide las licencias al Ayuntamiento de Las Palmas para construir un cinematógrafo entre las calles Luis Antúnez y Presidente Alvear bajo los diseños del arquitecto José Luis Jiménez Domínguez. Sin embargo, las obras se dilataron muchísimo en el tiempo por una serie de problemas relacionados con ordenanzas urbanísticas, falta de materiales de construcción y finalmente a la caducidad de las licencias otorgadas. Todo ello llevó a que en 1955, con el edificio a medias, se inscribiese en el padrón como "edificio sin terminar".

En 1957 Juan Castellano Hernández compra el edificio y renueva la licencia de obra que Isidro Ezquerra Medina había solicitado en 1948 con el fin de terminar el edificio y así poder explotarlo como cine. Y así lo hizo en 1961, reformando el edificio ya existente bajo unos nuevos diseños de Miguel Martín Fernández de la Torre para un aforo de 890 personas. Si bien es cierto que este último ya había diseñado un Cine Rialto en 1932 para la calle Bravo Murillo, se trata de un proyecto distinto que nunca vio la luz.

El cine abrió finalmente sus puertas el 5 de noviembre de 1962 con el estreno de la película Pecado de amor de Luis César Amadori. La entrada costaba entre 12 y 16 pesetas (dependiendo de la ubicación de la butaca y del día de la sesión). Desde el punto de vista técnico, contó con un equipo PHILLIPS y, a partir de 1971, con un TODD-AO de 70mm.

Tras 23 años activo, cerró sus puertas definitivamente el 5 de noviembre de 1985 con la proyección de la película Furiosamente enamorada, de Giuseppe Castellano Pipolo. Desgraciadamente, el cine fue demolido y actualmente es un edificio de viviendas con local comercial.