Cine Coliseo

Valleseco (1950)

El Cine Coliseo fue el primer cinematógrafo que abrió sus puertas en el municipio más joven de Gran Canaria: Valleseco. Por ese motivo era asimismo conocido como el Cine Viejo, distinguiéndose así del Cine Valleseco o Cine Nuevo, la otra monosala que se inauguraría en este lugar poco después.

Ubicado en la calle León y Castillo (número 8), la idea de su construcción provino de Juan Rodríguez Santana y de Jesús Torrent Navarro, respectivamente, el anterior alcalde del municipio (1938-1944) y el médico del pueblo. Además, este último fue el primer propietario del cine.

El edificio fue proyectado por Antonio Cardona y Aragón y suscrito por Fernando Delgado de León, abriendo sus puertas en noviembre de 1950. Tenía capacidad para albergar un total de 474 localidades y contó con un equipo de proyección de la marca SUPERSOND. El Coliseo recibió luz eléctrica del cercano Molino de Gofio durante los primeros años de su andadura.

Precisamente, a inicios de los 60, la titularidad pasó a manos del molinero Pantaleón Rodríguez Rodríguez, quien también había sido años atrás alcalde de Valleseco (1930-1931). Es entonces cuando se produce el cierre por reformas, concretamente, el 28 de septiembre de 1964.

Sin embargo, el Cine Coliseo nunca volvería a abrir como tal y, poco después, el espacio se adaptó para emplearse como casino, sala de bailes y escenario para obras de teatro. Según consta en la carta etnográfica de la FEDAC, tras el cierre la maquinaria se vendió a un cine tinerfeño, se retiraron las butacas y se mantuvo temporalmente la pantalla.

En 1989 se decide cerrar nuevamente el inmueble y traspasar el casino a las instalaciones del Cine Valleseco, el cual dejó también de funcionar como monosala de cine a partir de ese entonces. Durante los años siguientes, el antiguo espacio del Cine Coliseo se utilizó como almacén y puntualmente como salón de baile.

En la actualidad, el edificio sigue en pie y alberga una pequeña cantina, aunque de su etapa original solo queda en pie el escenario. Un último dato. Queremos destacar una bonita coincidencia existente entre esta monosala de Valleseco y una de las figuras más relevantes del cine canario a día de hoy. Y es que el cineasta grancanario David Pantaleón Rodríguez Rivero es nieto del que fuera el último gestor del Cine Coliseo, el mencionado Pantaleón Rodríguez Rodríguez.