Cinema X

La Aldea (1933)

El Cinema X fue construido en 1933 en la calle Federico Díaz Bertrana nº 52 de la Aldea de San Nicolás de Tolentino. Propiedad de Juan Marrero Bravo de Laguna funcionó en un primer momento como sala de películas mudas con un aforo de 150 localidades. En 1945 pasó a su segunda etapa como sala de cine sonoro con la proyección de Huapango (Juan Bustillo de Oro, 1938).

Al ver el gran éxito que el cine tuvo con su conversión al cine sonoro, el propietario encargó a Antonio Cardona y Aragón reformar el edificio para incrementar su aforo. Con el nuevo proyecto, firmado el 12 de Julio de 1948, ejecutado por Antonio Cardona y suscrito por Fernando Delgado de León, el cine duplicó su capacidad de las 150 localidades a las 300. Aunque ya cerrado y abandonado, el edificio sigue en pie en la actualidad.

En un primer momento, en su etapa muda, el cine contó con un equipo de proyección GAUMONT y un amplificador de sonido construido por los hermanos Quesada. En 1966, momento en que el cine pasó a manos de Alberto Hernández Rodríguez, se instalaron equipos SUPERSOND.