Andrés Padrón

Gran Canaria

Nacido en La Isleta, Andrés Padrón Morales (1941 - ) sintió desde muy joven la atracción por el mundo del Cine. Cuando era pequeño asistía a las proyecciones que se hacían en su barrio, entre ellas, las del Cine Victoria que estaba cerca de su casa. Así, comenzó a sentir gran fascinación por aquellos actores y actrices que tanto admiraba en las películas.

Con unos 11 años se acercó junto a sus amigos al Hotel Santa Catalina, donde se hospedaba la famosa actriz Ava Gardner. Tras horas de espera, la intérprete les recibió de uno en uno en su habitanción y Andrés Padrón conseguiría su primera fotografía firmada por una estrella de Hollywood. 

Sin embargo, su afán coleccionista no se definiría del todo hasta los años 50, momento en que se producía el rodaje de dos destacadas producciones internacionales en Gran Canaria: Tirma Moby Dick. De esta última, recuerda con cariño el momento en el que conoció al actor protagonista, Gregory Peck, consiguiendo varias fotografías autografiadas de él y otros actores como Leo Genn.

Tras esto, en 1957 empezó a trabajar en Tropical Films de Canarias, donde tuvo acceso al material publicitario que suministraban grandes productoras a las Islas. Desde entonces, Padrón comenzaría a dar forma a su gran colección de fotografías, negativos, diapositivas, carteles, afiches y todo tipo de imágenes publicitarias, estando parte de ese material firmado con autógrafos de famosos del séptimo arte. El orgullo que sentía por su creciente colección fue tal que se planteó exponerla.

De este modo, en 1977 presentó en la Casa de Colón su primera muestra. A esta la siguieron muchas más, como "Artistas del Cine", celebrada en el mencionado museo durante la I Semana de Cine Aficionado (1979) o "La imagen congelada" (1994), organizada en Madrid y que originó el único catálogo expositivo dedicado a un coleccionista canario de material fílmico.

Ya en el siglo XX, ha hecho exposiciones como "Silencio, se rueda", inaugurada durante el primer Festival Internacional de Cine Solidario de Madrid (2007); "Blade Runner", preparada en el contexto del VII Festival de Cortos Villa de la Orotava (Tenerife, 2012); o una muestra dedicada al actor Antonio Banderas con motivo del homenaje que se le rindió en la vigésima edición del Festival de Cine de Málaga (2017), entre otras. 

Por todo esto, se le considera un pionero del coleccionismo cinematográfico en Gran Canaria. En 2013 fue homenajeado junto a otros coleccionistas en la exposición "La magia del coleccionista"organizada por Gran Canaria Espacio Digital (GCED) y el investigador Boris W. San Juan. Actualmente, se estima que su colección está compuesta por más de 1 millón de documentos visuales.