Ulises contra Hércules

Mario Caiano (Italia y Francia, 1962)

Fechas de rodaje: septiembre - octubre 1961.

Intérpretes: Georges Marchal, Michael Lane, Alessandra Panaro, Dominique Boschero, Nando Angelini, Raffaella Carrá.

Lugares de rodaje: Gran Canaria (San Bartolomé de Tirajana y Las Palmas de Gran Canaria), Tenerife (La Orotava) e Italia.

Sinopsis: Ulises ha ofendido a los dioses. Para castigarlo, Júpiter ordena a su hijo Hércules que vaya en su búsqueda. Tras un duro enfrentamiento, ambos acabarán atrapados en una isla y se verán obligados a ayudarse mutuamente para enfrentarse a los numerosos peligros que les acechan.


A inicios de los sesenta, Tenerife y Gran Canaria se convirtieron en escenarios predilectos para el rodaje de Ulises contra Hércules (Ulisse contro Ercole), film de aventuras y fantasía que adapta libremente pasajes de la antigua mitología griega. Los exteriores de ambas islas cobraron gran relevancia durante el metraje de la película y, según algunas noticias de prensa, tan solo algunos interiores se filmaron en Roma (Italia). 

Así, en determinados momentos, vemos que El Teide se convierte en el sagrado Monte Olimpo, morada de los dioses. Mientras, la Playa de Maspalomas, las Dunas y su Charca sirven de trasfondo al momento en el que Hércules (Michael Lane) persigue y atrapa a Ulises (Georges Marchal). En este caso, las escenas rodadas en la playa grancanaria muestran un esplendoroso oasis, con mayor número de dunas y su destacado palmeral, algo que comenzó a cambiar radicalmente a partir de los años 60 con motivo del boom turístico. Esta costa del sur grancanario no fue la única en aparecer en la película, ya que las tomas de los navíos se realizaron frente a la Playa de Las Alcaravaneras (Las Palmas de Gran Canaria).

Aunque el peplum estaba muy de moda a mediados del siglo pasado, Ulises contra Hércules constituyó durante varias décadas el único ejemplo de este subgénero cinematográfico rodado en las Islas. Este tipo de películas forman parte del género histórico y hacen referencia a historias inspiradas en acontecimientos y personajes reales o mitológicos de la Antigüedad. Este hecho se vio interrumpido recientemente con la filmación de nuevas películas de este tipo, entre las que encontramos Furia de titanes (Louis Leterrier, 2010), su secuela Ira de titanes (Jonathan Liebesman, 2012)​​​​ y Exodus: Dioses y reyes (Ridley Scott, 2014).